01-10-2015

Un paso decisivo hacia el liderazgo global del mercado

Con la adquisición de Ukash, paysafecard ha dado un paso decisivo en el camino hacia su gran objetivo: el liderazgo global en el ámbito de los métodos de prepago digitales, con una presencia reforzada de forma sostenible especialmente en los mercados de habla inglesa, como Gran Bretaña y Nueva Zelanda.

Ukash dejó de venderse ya a finales de agosto de 2015: los métodos de pago bien asentados de paysafecard ofrecen las funciones ya conocidas de Ukash e incorporan otras nuevas, de modo que continuar con la venta sencillamente no tenía sentido. Los saldos de Ukash previamente adquiridos se pueden canjear todavía hasta el 31 de octubre de 2015.

Uno de los resultados de la adquisición muy positivo para todas las partes implicadas es el hecho de que con paysafecard ahora será mucho más fácil disponer del método de prepago óptimo para Internet. Así, se han incorporado en un solo movimiento por ejemplo unos 5000 puntos de venta en Gran Bretaña, 1400 en Nueva Zelanda e incluso 380 en Uruguay. De esta forma, hacer pagos online seguros es aún más cómodo y la red de distribución de paysafecard aún más tupida. Los clientes de Ukash ya existentes disfrutarán además de otras claras ventajas: ahora también ellos tienen disponible la cuenta de pago online my paysafecard, al igual que la app de paysafecard gratuita y un servicio de atención al cliente 24/7 en numerosos idiomas o el programa de fidelización my PLUS, único en todo el sector.

Para que se puedan beneficiar de todo ello el mayor número posible de usuarios, especialmente en el mercado británico, paysafecard ha pensado algo especial y, en este caso, tanto en un sentido digital como analógico. Actualmente circulan por los barrios londinenses de Hackney y Bow 30 autobuses públicos de dos pisos con publicidad de paysafecard. El enfoque estratégico de la campaña: acercar de forma destacada las ventajas de paysafecard tanto al público en general como a los clientes potenciales o ya existentes. Para ello, el diseño apuesta por personajes del mundo del entretenimiento digital que despiertan ya a primera vista las correspondientes asociaciones y cuyo reconocimiento genera de inmediato simpatía y atención. En función de los propios intereses y conductas, prácticamente cualquier persona se siente aludida al menos por uno de estos personajes: no importa si se trata de «Dancing Queen», «el tiburón del póquer» o «Movie Addict», o bien «Shopaholic», «Dating Expert», «el fan de las apuestas deportivas» o «King of Clan». Desde el punto de vista el contenido, se otorga el máximo protagonismo a aspectos importantes, como son la seguridad y la protección de datos al hacer pagos en efectivo online con paysafecard.

Además de esta llamativa presencia en los espacios públicos, se está haciendo una ingeniosa campaña de banners en portales online armonizados con precisión y que son frecuentados por un amplio contingente de usuarios. Dicha campaña está dirigida por igual a todos los grupos fundamentales de destinatarios de paysafecard: los gamers, los aficionados a los juegos de azar, los fans de las apuestas deportivas y en general a todos los que disfrutan haciendo compras online. Con una oferta promocional destinada a los nuevos usuarios de paysafecard se están abriendo grupos de clientes completamente nuevos. Así, en agosto y septiembre se añade un bono de 5 libras por la adquisición de un saldo de PIN de 10 libras o superior. La campaña también utiliza otros canales e instrumentos, como youtube (con un spot propio), anuncios en facebook o marketing en motores de búsqueda en función de los correspondientes conceptos de búsqueda del mundo digital.

También hay en marcha una campaña promocional en los puntos de venta a modo de refuerzo: para ello, paysafecard ha colaborado con su socio distribuidor Coop. En 2800 supermercados de la cadena en toda Gran Bretaña (lo que supone más del 10% de todos los puntos de venta del país), paysafecard está representada en septiembre con materiales promocionales muy llamativos, desde carteles verticales en estanterías hasta anuncios en la radio interna de la tienda, pasando por publicidad en las cajas.

paysafecard considera el gran gasto que ha supuesto esta campaña fundamentalmente como una inversión en la confianza de los antiguos usuarios de Ukash y, naturalmente, también como clara señal dirigida a los usuarios que hasta ahora albergaban dudas sobre el uso de un método de prepago digital. Todo cambio representa una gran oportunidad para todos los implicados, de forma que paysafecard quiere aprovechar el cambio de Ukash a paysafecard como un gran paso adelante tanto para los socios distribuidores como para las tiendas y los clientes finales. paysafecard está convencida de que nos estamos adentrando nada menos que en una nueva dimensión en el ámbito de los pagos digitales.