10-05-2016

Encuesta de paysafecard: El dinero en efectivo sigue siendo la opción preferida de los españoles al realizar sus compras, también en Internet

Barcelona, 10 de mayo de 2016 – paysafecard, uno de los líderes del mercado global en el ámbito de los métodos de prepago online y miembro de Paysafe Group plc, con una fuerte presencia en el mercado español, ha llevado a cabo, por segundo año consecutivo, una encuesta sobre los hábitos y necesidades de los internautas europeos a la hora de efectuar compras online. Los resultados del sondeo, realizado a más de 4.000 usuarios de entre 18 y 69 años, y de 8 nacionalidades diferentes, arrojan interesantes diferencias regionales y generacionales sobre estas cuestiones.

Hoy en día el dinero el efectivo sigue siendo muy popular entre los consumidores europeos. La mayoría de ellos todavía tiene reticencias a la hora de utilizar su tarjeta de crédito o dar información personal en Internet. De hecho, el 37,2% de los usuarios encuestados prefiere realizar sus compras con dinero en efectivo, mientras que un 48,2% se inclina por otros métodos de pago como tarjetas de crédito o métodos de prepago. El 14,6% restante se muestra indeciso.

Esta cuestión se polariza además en los diversos países sondeados, así como en los diferentes grupos de edad. De la muestra, son los jóvenes de entre 18 y 25 años los más propensos a realizar sus compras con dinero en efectivo (un 48,4% de ellos prefiere este método de pago). En España vuelven a ser los jóvenes los más cash-friendly (21,8%), junto al grupo de edad comprendido entre los 60 y los 69 años, entre los que curiosamente se da una mayor polaridad: un 22,7% de ellos se inclina totalmente por realizar sus compras en efectivo, a un 14,7% le es indiferente, y otro 22,7% lo hace por otros métodos de pago. El 16% y 24,1% restantes se reparten entre de más a menos favorables al dinero en efectivo, respectivamente. Por su parte, el grupo de edad entre 51 y 59 años, seguidos de los jóvenes entre los 26 y los 35, parecen ser los más fervientes admiradores de los pagos a través de métodos que no sean con dinero en efectivo, con un 61,1% y un 56,8% de los encuestados que afirman sentirse más cómodos utilizando este tipo de métodos en su día a día. Si hacemos una comparativa por países, los austríacos son los más cash-friendly (56,4%), seguidos de griegos (52%) y alemanes (50%). En el otro lado de la balanza, los polacos son con diferencia los que mayor preferencia muestran por los métodos de pago sin efectivo (74,8%), seguidos de Francia (59%), Italia (53,2%) y España (50,4%).

Sin embargo, y de forma generalizada, todos los países encuestados se muestran claramente en contra de la abolición de las tradicionales monedas y billetes. Encabeza la lista Austria, con un 81,5% de los encuestados en desacuerdo, seguida de Alemania con un 73,7%, Francia 70,8% y España, con un 69%. Demográficamente, los jóvenes de entre 18 y 25 años son los más desfavorables a esta decisión, con un 62,2% de los encuestados que se posicionarían en contra de la eliminación del dinero en efectivo.

Por otro lado, la principal preocupación de los usuarios de todos los países es la protección de sus datos personales, especialmente a la hora de realizar pagos online. Ante la pregunta de “por qué han renunciado alguna vez a una oferta o experiencia de compra atractiva”, los usuarios de todos los países encuestados, a excepción de Austria y Alemania, apuntan como primera causa el hecho de tener cierta desconfianza sobre la seguridad básica de la web (47,9% de los encuestados, llegando al 53,2% en el caso de España).

El 34,2% de los españoles apuntan a la obligación de tener que facilitar datos personales que no querían compartir, como la segunda causa de haber desistido de una compra online que, a priori, parecía interesante. De hecho, los españoles parecen ser los más reservados a la hora de compartir sus datos personales con terceros, con un 60,6% de los encuestados que aseguran mostrarse cautelosos eligiendo qué datos facilitan, así como a dónde y a quién, frente al 56,3% de media europea. En contraposición, Reino Unido es el país dónde un mayor porcentaje de encuestados aseguran no tener ningún tipo de preocupación a la hora de facilitar sus datos personales (11,9%), frente a tan sólo el 4,6% de los españoles que parecen sentirse cómodos con esta afirmación. Así, de entre los 8 países encuestados, España se posiciona como el país más receloso de su intimidad a la hora de realizar compras en Internet. ¿Y qué pasaría si existiera algo así como dinero en Internet, que nos permitiera salvaguardar nuestros datos personales? Los europeos lo tenemos claro, sólo el 18,1% de los encuestados aseguran que nunca lo usarían.

Udo Müller extrae la siguiente conclusión: «Cuando una tienda online ofrece paysafecard como forma de pago, esto amplía para los consumidores las posibilidades de elección a la hora de pagar. Así se reducen las compras truncadas y se impulsa considerablemente la cuota de compradores: esta es la experiencia que hemos atesorado hasta ahora prácticamente con todos nuestros socios. Con paysafecard ofrecemos justo la forma de pago en Internet que más se parece a la experiencia de pagar con dinero en efectivo: no hay que introducir datos, no hay riesgos para la seguridad a la hora de pagar y no se generan costes por el propio método de pago. El hecho de que esto sea precisamente lo que quieren cuatro quintas partes de los encuestados encaja a la perfección con el sólido rumbo exitoso que hemos emprendido con nuestra solución de prepago en 43 países de todo el mundo».

Detalles de la encuesta de paysafecard: Los resultados proceden de una encuesta realizada por el instituto de investigación de mercado marketagent para paysafecard entre una muestra de 4.010 usuarios de entre 18 y 69 años, procedentes de Alemania, Austria, España, Francia, Grecia, Italia, Polonia y Reino Unido, durante el período del 15 al 23 de marzo de 2016.

Acerca de paysafecard

paysafecard es una solución de prepago online disponible en 43 países en más de 500 000 puntos de venta. Cualquiera puede usar paysafecard sin necesidad de tener cuenta bancaria ni tarjeta de crédito. El PIN de paysafecard de 16 dígitos es todo lo que se necesita para realizar una transacción de pago. paysafecard, desde su sede en Viena, se ha convertido en uno de los líderes del mercado en soluciones de prepago con sus marcas paysafecard, my paysafecard y paysafecard Mastercard®.

La empresa se fundó en Austria en el año 2000, y forma parte de Paysafe Group plc. Las acciones de Paysafe cotizan en la Bolsa de Londres con el símbolo (PAYS.L).

Hágase fan de paysafecard en Facebook visítenos en Google+ y en YouTube, síganos en Twitter e infórmese en nuestro Corporate Blog y en nuestro Servicio para medios de comunicación.

Más información en www.paysafecard.com. Para descubrir más información sobre Paysafe, visite www.paysafe.com.